Características de la fibra óptica

Aunque la fibra óptica principalmente está conformada por el núcleo y el revestimiento, ambos se cubren con una cubierta de plástico con el objetivo de protegerlo de algunos riesgos tales como roedores o humedad.

La parte fundamental de la fibra óptica es que tiene un sistema que permite que las ondas electromagnéticas que son emitidas por los diversos dispositivos se transformen en energía luminosa. Igualmente, una vez que los datos han recorrido el trayecto, al final del sistema sufre la transformación inversa, es decir, de energía óptica o luminosa, se transforma en ondas electromagnéticas por el receptor para, de esta manera, concluir lo que es el proceso de comunicaciones entre el emisor y el receptor.

Una de las características principales de la fibra óptica es que su ancho de banda permite el transmitir no solo datos de voz sino de vídeo y texto a una gran velocidad. Asimismo, otra característica fundamental es la integridad de los datos que garantiza este material, ya que el porcentaje de errores cometidos es realmente bajo.

En cuanto a la duración de este material, podemos mencionar que a diferencia del cobre, la fibra óptica es resistente a las altas temperaturas y también a la corrosión y a la humedad, por lo cual se garantiza su larga vida de uso incluso en ambientes industriales. Y por último, pero no menos importante, la fibra óptica garantiza seguridad en la transmisión, ya que al momento de manifestarse posibles intrusos que violen la comunicación, la transmisión se interrumpe lo que resulta una señal de alarma para poder tomar los correctivos necesarios.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *